Reflexión sobre la luz de tu vida


Van pasando los meses a un ritmo vertiginoso. Y no todas las semanas, ni meses, parezco sacar un hueco para poder teclear todas las sensaciones que me estás aportando.

Hay momentos en que toda la experiencia anterior parece abandonarme y me siento viviendo tantos cambios como si fuera la primera vez en que un pequeño ser está en mi interior.

No sé si es la edad, si es la situación vital, las responsabilidades ya asumidas o posiblemente un cúmulo de todo ello, pero así estamos… preguntándome cada dos por tres si esto es normal y tratando de recordar qué sentí las anteriores veces…

La pequeña prima se va a acercando poco a poco. Apenas mes y medio y podremos conocerla más allá de un video y unas fotos 3D. Entonces veremos cómo llega el regalo de su vida a las nuestras y nos tocará esperar un poquito más para tenerte a ti aquí.

Hoy hace mucho frío en la calle aunque el sol está en lo alto del cielo, mostrando sus rayos dorados, aunque no caliente, pero ya verás como su presencia siempre es de agradecer al iluminar la vida; y no he podido evitar pensar en esas mañanas de verano que vendrán y tú estarás aquí iluminando un poquito más aún la nuestra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s